in

La Teatralidad en Shoujo☆Kageki Revue Starlight

(Previsiblemente) la teatralidad está relacionada con el teatro, se refiere a todas las actitudes, acciones y reacciones propias del medio. Este compendio cubre mayormente a las exageraciones, escenario activo y cambiante, música que engrandece la grandilocuencia de sus personajes. El cine ha utilizado de una u otra forma esas características pero mayormente las ha readaptado para los recursos propios de su medio, un proceso lógico porque ningún medio debería estar exclusivamente basado en otro, sin embargo puede aprovecharse de otras diversas esencialidades para potenciar sus propias capacidades.

Como las novelas visuales que en sus momentos de mayor importancia utilizan la dirección, la nueva ola de libros interactivos que se valen del principio de interacción de los videojuegos, o los mismos videojuegos que en según qué momentos utilizan al cine. Mientras que la relación entre Cine (o televisión) con el teatro es aún más antigua, y no siempre correcta. Las películas (o series) que sólo aspiran a ser obras de teatro montadas incumplen con los principios de ambas artes, no obstante si aprovechan sólo la teatralidad serán capaces de brillar gracias a ambos medios.

Esa es la teatralidad que resuena en cada aspecto de ShoujoKageki Revue Starlight, uno de mis animes favoritos del 2018. Una de las medio revelaciones del año porque por una parte es la adaptación de un juego de móvil a la vez que pertenece al estudio Kinema Citrus que sorprendió en 2017 gracias a la adaptación de Made in Abyss. Revue Starlight lamentablemente no logró el mismo impacto más si logró aparecer en diversas listas acerca de lo mejor del año.

El teatro está presente desde el mismo contexto temático, la historia sigue los encuentros y desencuentros entre 9 chicas que pertenecen a la misma academia de teatro, todas están ensayando para participar en Starlight, la obra que representaran ese año y que además es la N°100 de su escuela. Con esta base hay diversas vertientes para permitirse el imitar del teatro a su propia manera.

Los personajes de los animes suelen ser bastante exagerados con sus actitudes principalmente por dos motivos: Este medio es en su mayoría adolescente (lo cual no es malo) y aprovechan el ser animado para enfatizar cada expresión. En el caso de Revue Starlight hay una tercera razón, las chicas llevan el teatro más allá del mismo escenario.

Cada una de ellas tiene intención de ser actrices por diversas razones (que más adelante explicaré) así que permean su voluntad tras cada acción en todo momento. Sus actitudes caseras son naturales pero cambian una vez que entran en la escuela, ensayan con la misma dedicación que cuando actúan encima del escenario (actitud que se va incrementando tras el paso de los episodios) aunque por supuesto es lógico, no en vano son aprendices para ser actrices, adquiere peso es tras ver las relaciones entre las chicas y su aprendizaje temático.

En términos de personajes la estructura se divide en 4 parejas y 1 independiente, las relaciones entre cada pareja son muy demarcadas propias de una obra teatral, esto confiere que las interacciones entre ellas sean exageradas, llenas de envidias, amores y promesas, constantemente presentes pero contenidas, hasta que llegan las batallas.

A nivel de conflicto la estructura son los Revues, enfrentamientos para decidir quién será la estrella principal, aquella a la que le será concedida el deseo. Estas batallas permiten que aflore toda la emoción y fricción generada durante el tiempo que pasan fuera del escenario, uniendo al teatro y cine de la manera precisa. Teatralidad en sus motivaciones para que cada batalla tenga autentico peso, con un montaje que utiliza todos los trucos del cine alcanzado la espectacularidad. Inclusive tenemos el momento dedicado a ser la subida del telón, donde vemos el anuncio del Revue Starlight junto a una pequeña secuencia sobre la preparación de las chicas.

Una encantadora dualidad, teatro fuera del escenario y cine una vez alzado el telón. No han sido pocos quienes han comparado la dirección con las obras de Ikuhara, si bien tienen diversos aspectos bastante cercanos se diferencian en el manejo de la simbología, mientras Ikuahara prefiere demostrar a través del encuadre, Furukawa (director de Revue) prioriza la secuencia dentro del montaje. Este cambio de enfoque permite a Starlight ganar como medio audiovisual montado, plenamente enfatizado durante el enfrentamiento del primer capítulo.

Y aun así brinda momentos plenamente cinematográficos, como al final del tercer capítulo, ni siquiera resulta necesario explicarlo.

Se prevé que si las acciones son teatrales se necesita a un escenario acorde, escenario que no está atado a algún espacio físico concreto sino que (de nuevo) permea a todas los contextos físicos. El mundo se convierte en escenario teatral gracias al cine, en el segundo capítulo se utiliza la pequeña inserción de un avioncito de papel para puntualizar la relación entre Claudine y Maya, se utiliza de forma constante la torre de Tokyo como la conexión entre Hikari y Karen, la cocina es el espacio donde Nana puede actuar como ella misma y donde Junna se percata de tal.

Teatral porque no es el espacio de acciones cotidianas sino el reflejo mínimo de exageraciones ya tranzadas. Finalmente es durante los revues donde la escenografía propia de los medios teatrales cobra por completo su protagonismo, durante cada enfrentamiento el todo va cambiando de forma constante, lo hacen más grande, más épico. No entorpecen a los personajes, se van adaptando a sus actitudes, ósea que siguen sus voluntades y en ocasiones la reflejan (como en el capítulo 5).

También se utiliza de forma constante la iluminación teatral, focos que se encienden y apagan para concentrar la parte donde tiene que prestar atención el espectador. Una declaración de principios bajo la fuerte luz blanca, una batalla cubierta de luces de colores, haces de luz que demarcan un camino o que dividen al escenario en dos.

Un dinamismo que (de nuevo) no hubiese podido brillar si sólo fuera teatro, que gana en simbología gracias a la dirección que contrasta, intercala y sobrepone, logrando que el escenario se sienta tan amplio como debería. A la vez no hubiese sido válido sólo como cine, porque en el cine el escenario es estático, en el teatro es dinámico.

El uso de la música es otro de los recursos que el cine ha heredado del teatro, sirviendo como mero acompañamiento o ensalzando toda la esencia de la escena. Revue le utiliza para servir como el medio de conflicto hablado, porque el programa se podría definir en sí mismo como un musical. Cada Revue cuenta con su propia temática: la soledad, el orgullo y la arrogancia, las promesas, el destino o la tragedia. Cada uno cuenta con su propia canción, que sirve de enfrentamiento dialéctico entre ambas partes, entremezclando diálogo y melodía.

O aún mejor, es el mismo diálogo quien hace a la melodía. La canción es sólo una estructura a seguir mientras se enfrentan pero el principio de ignorancia del teatro es el que permite que no esté atada sólo a ella. El nombrado principio de ignorancia se refiere a la incapacidad del público en distinguir que parte ha sido un error en obra de teatro, inclusive el concepto trasciende afirmando que nada es un error sino fruto de las predisposiciones naturales del actor, por eso en el teatro cada obra es única e irrepetible, algo que el cine nunca será capaz de lograr pero si de imitar.

Revue Starlight se refiere a esa incapacidad de saber que pasará a través del personaje de la jirafa y de las estructuras de las canciones, si bien están íntimamente relacionadas con las interacciones y choques de la batalla, no está completamente definida sino que será decidida por sus personajes. Es una canción cambiante por cómo cada personaje interpreta y adopta a su manera.

Todo lo anterior también está presente en el aspecto más sólido a nivel temático, en Starlight. La obra que ensayan las chicas y, que el programa deja en claro, también es reflejo acerca de sus propias relaciones, teniendo cada pareja una Claire y Flora. Originalmente Starlight es una historia trágica, una separación del destino capaz de romper una promesa, que también aplica a sus personajes. Pero nada está escrito en piedra, todo depende de los personajes.

Las consecuencias del Starlight son la separación y el olvido, pero Starlight es en sí mismo la consecuencia de otro evento, los revues. Triunfar en los revues confiere un deseo, al que se le llama el escenario predestinado, el logro del principio de ignorancia, que para funcionar debe sacrificar la esencia de las otras participantes. Analogía de cómo el triunfo de una opaca el esfuerzo de las otras.

Esta importante vertiente temática es tratada a través de la pareja principal Hikari y Karen, la primera sabe de antemano la consecuencia de perder y por eso intenta persuadir a Karen de participar, una vez fracasa decide triunfar para permitir que su escenario predestinado no tenga que utilizar ninguno de las esencias de sus compañeras. Pero justamente ejerce el resultado contrario, ya se venía intuyendo desde que su triunfo fue en el revue de la tragedia.

El no permitirse participar en Starlight inválida la lucha de Karen porque ella se esfuerza es para cumplir una promesa, se da cuenta de ello y se decide enfrentarse al mismo destino, porque este aún no se ha escrito. Starlight es una obra trágica pero es cíclica, y los ciclos pueden cambiar. No fue la presencia de Hikari quien arruinó las secuencias de Nana, fue la determinación de Karen, de ahí su título como “la chica que saltó”. Starlight al ser cíclica, es una historia de esperanza.

El último capítulo es una meta representación de sí misma, siendo Starlight entre ellas dos, Hikari repitiéndose la obra y Karen dispuesta a rescatarla. Representan Starlight pero uno que ha cambiado, fruto de sus propios esfuerzos, del principio de la ignorancia. Por eso repiten el Opening, pero con Hikari incluida, ella se ha ganado el derecho de estar en el escenario con Karen.

Cabe aclarar que cada pareja cuenta con una vertiente temática igual de interesantes, aunque menos trabajadas, pero esa parte me la guardo para otra ocasión, en mayores rasgos:

  • Nana aprende a no quedarse estancada y proteger lo que considera valioso pase el tiempo que pase.
  • Junna quiere demostrar que es capaz de lograrlo.
  • Maya no quiere permitir que nadie le arrebate su puesto.
  • Claudine quiere ser la única que rivalice con Maya.
  • Kaoruko quiere reafirmar su valor.
  • Futaba salir la sombra y afirmar que puede avanzar a la par que el resto.
  • Mahiru va a brillar por todos los que creyeron en ella.
  • Karen y Hikari quieren cumplir su mutua promesa, ser estrellas juntas.

El Opening “Hoshi no Dialog” abre con el telón subiendo, una completa declaración de cómo la obra está a punto iniciar. El ritmo de la canción es tanto solemne como moderna, la presentación de los personajes puntualiza las parejas..

Su Ending “Fly me to the Star” destaca por su espléndido uso, durante cada episodio va cambiando según cuáles han sido sus personajes protagónicos y hasta se permite ser meta-simbólico. En el capítulo donde conocemos el trasfondo de Nana, el ending no está cantado por una simple razón, ella ya se ha convertido en una estrella, sólo está perpetuando un ciclo.

Y es en este mismo episodio donde también vuelven a utilizar la exposición teatral, Banana le habla a los espectadores acerca de cómo no permitirá que dañen la obra que tanto se ha esforzado en mantener sucedan los ciclos que sucedan. (Otra vez) una característica incoherente en cine a la vez que brillante en el teatro.

Porque justamente esa es la filosofía de todo Shoujo Kageki Revue Starlight, la cooperación entre cine y teatro para escapar de las limitaciones de ambos medios, crear en conjunto una obra brillante, supliéndose donde a una le sobra lo que a la otra le falta. Que no está atada al escenario y que acepta en toda su esencia ser teatralidad, una que si bien finaliza, seguirá presente en “EL SHOW CONTINUARÁ”.

Written by Napo

Aspirante a Ingeniero de Sistemas sin dejar de ser aprendiz hacia la Critica. Apasionado por el Cine, los videojuegos y el ANIME. Extremo aficionado a la música aunque no la entienda y mucho menos la componga. Puedes seguirme en @NapoTheGuy

4 Comments

Leave a Reply
  1. Gracias por ayudarme a entender ciertas partes de este anime, la verdad es que estoy enamorada de él, creo que jamás había amado una obra de esta misma forma como cuando me enamoré de Los Miserables el musical, el libro, la novela gráfica, el animé, la película, la obra de teatro y el manga. Ahora siento el mismo amor por Revue Starlight y desde que lo vi no he podido parar de verlo miles de veces, escuchar las canciones, ver las batallas, entender los conflictos y ver donde los personajes deciden avanzar, además de donde unen lazos, disfrutar del yuri, amar sus atuendos, sus formas de batallar, su determinación, estoy incluso enamorada de Live y los mangas. Todo es maravilloso. Siempre he sido amante del teatro y Revue Starlight fue simplemente todo lo que yo estaba buscando enun animé, además de que tenía un toque a Utena que simplemente no pude dejar de amar. Insisto, gracias por ayudarme a entender más sobre Revue Starlight. Eres buenisimo en lo que haces, espero seguir leyendo más de ti.

  2. Oh vaya, si que es muy completa, a mi me fascinó.

    Sin embargó aún no termino de entender una parte que mencionan que las peleas realmente eran metaafóricas, realmente no lo entiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *